Vaso antiderrame

Vaso antiderrame para tu bebé

vaso-antiderrame-bebe

Vaso antiderrame para bebé

Un vaso antiderrame para bebé es otro de los utensilios indispensables que tiene que haber en la mesa cuando llega la hora de su desayuno, comida o cena.

Por lo general un vaso antiderrame ayuda a la transición de tu bebé de darle el pecho y el biberón a beber de una taza como cualquier adulto.

Se recomienda que el bebé empiece a cambiar del biberón a un vaso anti-derrame de flujo libre a los seis meses, sobretodo cuando esté sentado y sin ayuda.

Puede haber varios tipos: vasos abiertos, de flujo libre o válvula, vasos con válvula de llanta o vasos angulados para que los niños beban en cualquier ángulo.

Una taza abierta o una copa de flujo libre sin válvula le ayudará al bebé a aprender a sorber en lugar de chupar, lo cual es mejor para sus dientes, pero puede ser más práctico en algunas ocasiones elegir una taza diferente.

Los vasos antiderrame son muy útiles para los niños en movimiento.

Los buenos vasos anti-derrame suelen llevar una válvula de silicona de una sola pieza y son fáciles de limpiar.

Característica principal del vaso antiderrame para bebé

La característica principal del vaso anti-derrame que debe cumplir, es que tanto el agua, la leche o incluso un zumo, a la hora de moverlo no tenga ninguna fuga.

Intenta que el material del que esté fabricado esté libres de BPA, no tenga muchos rebordes difíciles de limpiar y si se puede lavar en el lavavajillas mejor que mejor.

Podrás encontrar vasos antiderrame con plástico reciclado, lo cual reduce los gases de efecto invernadero y ahorra energía.

Los vasos anti-derrame deben de ser fáciles y divertidos de usar para los niños pequeños, y por el material que suelen estar hechos ¡también son increíblemente duraderos!

No se recomienda para uso en microondas.

Mostrando todos los resultados (7)

Mostrando todos los resultados (7)