Mordedor

Chupete mordedor para bebés

chupete-mordedor

Chupete mordedor para bebés

El chupete mordedor para bebés suele utilizarse cuando comienzan a salirle los dientes a tu pequeño.

Es a partir de este momento donde morder y masticar objetos duros son una parte esencial para que comiencen a salir los dientes de tu bebé.

Hay distintos tipos de chupetes mordedores según el período de dentición.

En la primer etapa que suele ser a partir del cuarto mes, están diseñados para proporcionar alivio, mientras enseña y desarrolla las habilidades de masticación de tu bebé.

Los chupetes mordedores estimulan los labios y la lengua del bebé, ayudándole a aprender a pasar de la succión a la masticación.

En la segunda etapa que es cuando tu bebé tiene alrededor de 6 meses, se utilizan para estimular el desarrollo de los dientes frontales, prepara a tu bebé para alimentos blandos de varias firmezas y algunos alimentos sólidos.

En la tercera etapa se aconseja el uso cuando el bebé tiene 8 meses, con eso mejorará el desarrollo molar.

Usar un chupete normal como chupete durante el período de dentición implica que vas a correr riesgos muy graves. En un abrir y cerrar de ojos, los pequeños dientes que le puedan estar saliendo devorará la silicona o plástico del chupete.

Al morderlo y deshacerlo en pequeños trozos tu bebé estará corriendo un peligro de asfixia. Necesitas un verdadero chupete para la dentición que sea lo suficientemente duro como para que no se rompa.

El mejor chupete mordedor durante el período de dentición

Como cualquier chupete que se preste, selecciona siempre los chupetes que estén libres de BPA.

Hay distintos tipos de chupetes que funcionan muy bien, donde el anillo de dentición está en el asa, recuerda que los masajes de goma son buenas opciones.

Por lo general los chupetes mordedores los puedes dejar dentro de la nevera.

Debes de tener mucha precaución de no comprar o utilizar los chupetes mordedores en las siguientes situaciones:

No compres chupetes mordedores llenos de líquido. Estos pueden romperse mientras el bebé los muerde.

No los congeles, puesto que puede dañar las encías del bebé, solamente enfríalos en la nevera.

 

Mostrando 1–12 de 27 resultados

Mostrando 1–12 de 27 resultados